Medio ambiente y salud

La recogida de aceite doméstico usado se ha implantado en todo el municipio en las últimas semanas

Tras el exitoso inicio en la concienciación del reciclaje en el municipio, se amplia el tipo de recogida de residuos con dos nuevos contenedores, colocados estratégicamente, de reciclaje de “ACEITE VEGETAL”.Situados en:

– Avd. Virgen de Villaverde.
– Calle del euro

El sistema de recogida facilita al ciudadano su implicación en la iniciativa dentro de una campaña para concienciar a los magaceños sobre las ventajas del servicio, similar al de residuos como el papel o el vidrio.

El aceite se debe verter en envases de plástico que se depositan en el interior de los contenedores, con la precaución de que aquel esté totalmente cerrado. A tal fin, es aconsejable que en los domicilios los vecinos vayan guardando el aceite usado en una botella de plástico, tarea en la que conviene contar con la ayuda de un embudo.

Una vez recogido, el mejor destino del aceite es el biodiesel como alternativa al gasóleo, ya que su utilización reduce la emisión de metales pesados a la atmósfera, con la ventaja de que se degrada completamente en veintiocho días. Sin embargo, un litro de petróleo puede contaminar un millón de litros de agua, y un litro de aceite, mil litros de agua.

Degradación de ríos y suelos

Los cálculos estimativos indican que en España se vierten por el fregadero una cantidad cercana a los cuatro litros de aceite usado por persona y año, volumen que degrada los ríos y los suelos con claros perjuicios para el medio ambiente, ya que las depuradoras no logran eliminar completamente el residuo. De hecho, este queda en el agua como una película superficial que impide la oxigenación necesaria para los peces y las plantas.

La puesta en marcha de este servicio es posible gracias a la contratación de un gestor autorizado para la recogida y puesta en valor del mismo, con destino a biodiesel, en cumplimiento del Plan de Residuos Urbanos y Envases de Castilla y León. Además, no supone ningún coste para el Ayuntamiento, pues la empresa gestora se hace cargo de los gastos de mantenimiento y retirada.

Además de constituir una práctica antiecológica, verter el aceite usado por el fregadero o el inodoro adhiere parte del mismo a los propios desagües y colectores, motivo por el que se registran daños en las redes de saneamiento de las ciudades. El simple uso de los contenedores naranjas habilitados para este fin, al igual que existen otros para papel, vidrio o envases, evita los daños mencionados.